¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Physalis, fruta exótica

Escrito por Pascual Pomares el 15 de marzo de 2012 | 07:22

Physalis, fruta exótica

Con la intención de continuar mostrándoles el mundo de las frutas exóticas en esta ocasión desde "Gastronomístico" les vamos a hablar del origen, características, variedades y propiedades de la Physalis, así como de sus múltiples aplicaciones en la gastronomía.

Physalis, fruta exótica
Una fruta que se cultiva en todos los países con clima templado, cálido o subtropical del mundo incluyendo España, concretamente en Huelva, extendiéndose su cultivo por otras zonas del territorio nacional con características climatológicas similares.
El origen de la Physalis es sudamericano y ya era cultivada por los Incas en la era precolombina, los cuales le atribuían un gran valor medicinal a esta planta y preparaban una infusión con leche y unas hojas de Physalis como remedio para curar cualquier problema bronquial, o como lo demuestra una larga lista de preparados medicinales caseros que perduran hasta el día de hoy en la medicina popular de los países andinos.

Physalis, fruta exótica
La Physalis pertenece a la familia de las Solanaceae, por lo que se le asocia curiosamente a la familia de las patatas, el tabaco o el tomate, posee una baya con aspecto similar al de un tomate cherry de color anaranjado, que incluso en algunas variedades o especies llega a ser rojo, por lo general su diámetro es de unos 10 a 20 mm. y peso oscila entre los 4 y 7 gr., posee una textura carnosa y un sabor dulce con toques ácidos, muy agradable al paladar, y se caracteriza por encontrarse envuelta en un capacho compuesto de cinco sépalos que nacen desde su cáliz, esta "capucha" le proporciona una protección contra los pájaros, insectos e inclemencias climáticas y a la vez le dan ese aspecto poco usual y exótico ideal para usarlo en decoraciones de cócteles, tartas, postres incluso carnes y pescados.

Physalis, fruta exótica
Son muchas las especies o variedades de Physalis que se conocen, algunas de ellas que no son comestibles son utilizadas como plantas decorativas, pero en esta ocasión nuestra atención la vamos a centrar sobre las que si lo son. Posiblemente la mas conocida sea la Physalis Peruviana, que se cultiva en Colombia, donde se la conoce como uchuva, de color naranja y muy dulce, se puede decir que es la mas común. La Physalis Pubescens procedente de Perú y Ecuador, allí se la conoce bajo los nombres de aguaymanto, capulí o uvilla, de aspecto parecido a la de la Physalis colombiana, pero a mi parecer un poco mas ácida. Y por último la Physalis Alkekengi producida en Japón aunque también se encuentra en casi toda la zona euroasiática, la cual se diferencia por su color rojizo y por su sabor, un poco mas ácido que las anteriores.

Pero son muchos los beneficios para la salud que nos brinda la Physalis y a la vez muy poco difundidos, como su alto contenido en fibra, beta-caroteno, minerales y vitaminas A y C, y además de reducir el colesterol, fortalecer el sistema inmunitario y realizar una excelente función como antioxidante, tiene propiedades antirreumáticas, laxantes y diuréticas.



Fotos: Foto Community

4 comentarios :

  1. Excelente reseña como siempre, la verdad no conocemos esta fruta en esta parte de Suramérica; sin embargo, tomaré nota en mi próxima visita a España.

    ResponderEliminar
  2. Hola Néstor, disculpa que no haya podido contestar antes a tu comentario, pero estamos organizando la introducción de un concepto gastronómico en una coctelería y no he tenido mucho tiempo libre en los últimos días.
    Por lo que sé, en Venezuela se cultiva la physalis, que ustedes la conocen como topotopo o chuchuva, aunque no en grandes cantidades, por lo que la suelen importar de Ecuador, Perú o Colombia por lo que como me cuentas, es muy posible que no sea una fruta muy popular en Venezuela, dado que la misma dispone de una gran variedad de frutas de propio cultivo y de una gran calidad, que inundan sus mercados y dejan a la physalis en un plano casi desconocido.

    ResponderEliminar
  3. Hay duendes en Internet...Este fin de semana voy a publicar una tarta de chocolate que preparé hace unos días con ... physalis.=>.<=

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajaja, duendes no creo pero blogs de gastronomía debe haber millones

    ResponderEliminar