¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

El Agracejo

Escrito por Pascual Pomares el 1 de julio de 2013 | 22:49


De aspecto similar al de las pasas pero de color rojo escarlata, el agracejo se caracteriza por tener un sabor ácido muy agradable al paladar y con unas propiedades organolépticas ideales tanto para hacer mermeladas, muesli y todo tipo de repostería como para acompañar arroces carnes o pescados blancos.

Se trata del fruto de un arbusto espinoso de entre 1 y 3 metros de altura que se encuentra en las zonas elevadas de Europa Central y el Medio Oriente, que después de su periodo de floración entre Mayo y Junio nos regala este manjar en forma de bayas de un tamaño aproximado de 1 cm. que se podrá recolectar entre Agosto y Octubre, aunque se puede disfrutar de el durante todo el año en forma de fruto seco.

En concreto sus bayas son muy ricas en vitaminas y consumidas como fruto seco son muy beneficiosas para la salud sin tener el inconveniente de contener un gran porcentaje de azúcar
El Agracejo se ha considerado desde hace siglos como planta medicinal, por lo menos su raíz y sus frutos, pues el resto del arbusto es extremadamente venenoso. En concreto sus bayas son muy ricas en vitaminas y consumidas como fruto seco son muy beneficiosas para la salud sin tener el inconveniente de contener un gran porcentaje de azúcar como por ejemplo las pasas o los dátiles, utilizándose en la medicina natural como tónico, aperitivo, digestivo, depurativo, diurético, laxante y litotrícico y esta indicado contra la pérdida del apetito y problemas digestivos, estreñimiento, inflamaciones y cálculos biliares, cálculos renales y afecciones hepáticas. Combate además el ácido úrico y es muy eficaz en el tratamiento de las varices además de favorecer suavemente las evacuaciones intestinales. 

Carolus Clusius, considerado el cientifico y horticultor mas influynte en el S.XVI, la describia de esta manera "he aprendido no sólo que este tipo de agracejo, que encontré en la ciudad de Aschaffenburg que se encuentra a cinco kilómetros río arriba en Frankfurt, cuyos frutos no tienen semillas en su interior y que son, sin duda muy adecuados para el condimento, sino también que hasta el farmaceutico de la ciudad lo cultiva en su jardín".

Yo personalmente me interesé por sus posibilidades en la cocina desde que lo probé y me sigue llamando la atención las posibilidades que le encuentro a este fruto seco, que ya forma parte de los ingredientes habituales que siempre suelo tener en mi despensa.


Foto 1: foto community - Foto 2: schmuetz-naturkost.de

4 comentarios :

  1. No lo conocía. A ver si lo encuentro, porque estoy loca con el arroz ;-)

    ResponderEliminar
  2. en las tiendas árabes será mas fácil que lo encuentres, yo de hecho no lo conocía cuando vivía en España.

    ResponderEliminar
  3. Parecen bayas de goji, tan rojas, gracias por tu información, yo tampoco las conocía,un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Lillapeladilla, pues si tienes ocasión pruébalas que seguro te van a encantar...
    Saludos

    ResponderEliminar