¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

La Dieta Mató al Pan

Escrito por Pascual Pomares el 15 de octubre de 2013 | 17:12

pan casero

Revisando en una vieja carpeta donde suelo guardar artículos relacionados con la gastronomía, encontré uno que verdaderamente despertó mi curiosidad, tanto en aquel 18 de abril de 2008 como a día de hoy, y que llevaba el mismo titulo que usamos para encabezar este artículo casi 4 años después.


Mayka Sánchez, una gran profesional, que a dedicado casi toda su vida profesional a ejercer lo que se denomína periodismo médico, fue la encargada de sacar este artículo a la luz en el El Pais Semanal, donde tuve el placer de empezar a conocer su trabajo y que desde estas modestas lineas le queremos dar un pequeño reconocimiento a su labor periodística.
En aquel artículo se denunciaba la caida en picado que estaba sufriendo el consumo del pan en España y sus causas, a pesar de ser uno de los estandartes por derecho propio de la cocina mediterránea.

Las cifras que se daban en ese artículo daban mucho que pensar sobre la conveniencia del cambio de las costumbres alimenticias que se estaban produciendo hasta aquel entonces, debido al aumento de una mas que cuestionable calidad de vida, por lo menos en lo que a los terminos de la mesa corresponde.

De los 134 Kg. de pan por habitante que se consumian en España en los años 60, el consumo descendió drásticamente a los 53,8 Kg. en 2008

Y es que de los 134 Kg. de pan por habitante que se consumian en España en los años 60, el consumo descendió drásticamente a los 53,8 Kg. en 2008, y lo mas terrible de todo es que sigue su caida dejando los últimos registros en un consumo anual de 45 Kg./hab. al año, siendo la Comunidad Valenciana y Baleares las zonas que registran las cuotas de consumo mas bajas con 30 Kg./hab. al año, es decir en poco menos de 50 años hemos pasado de consumir unos 367 gr./día, una cantidad muy recomendada por los expertos en nutrición, a 123 gr./día, una cantidad muy inferior a las cantidades de consumo de otros paises europeos como por ejemplo Bélgica o Alemania, que no se incluyen entre los paises con costumbres gastronomicas de indole mediterranea.

Habría que destacar dos grandes causas de este descenso en el consumo de pan, por un lado el aumento de la capacidad adquisitiva del ciudadano medio y la relación que se hace del pan con la comida para pobres, atribuyéndole la fama de ser un alimento que se come cuando no hay otra cosa con la que llenar el estomago, encontrando un grave problema nutricional en los elevados porcentajes de proteinas y grasas que derivan en graves problemas de obesidad.
El segundo, y quizás el que mas me preocupa, es la falsa creencia que se tiene de que el pan engorda, a pesar de que la comunidad científica y los profesionales de la alimentación mas avalados, apoyan la inclusión del pan en todas las dietas, incluso en las de adelgazamiento, dado su alto poder nutricional.
"El pan es indispensable en cualquier dieta nutricional y, en contra de los prejuicios populares, el pan se debe consumir en mayor proporción de la que se consume habitualmente para evitar la obesidad"
Lorenzo Alonso, Presidente de la Confederación Española de Organizaciones de Panadería (CEOPAN)
En mi opinión, deberíamos volver a sustituir el almuerzo y la merienda de nuestros hijos por el bocadillo, y dejar un poco de lado los productos de bolleria industrial, que si bien puede resultar mas cómodo comprar un bollycao que preparar un bocata, ofrecer a los nuestros comida de calidad no tiene precio.

Foto 1: Die Ausrufer - Foto: Mobil Wochenblatt

2 comentarios :

  1. Yo añadiría otra problemática a mayores, el pan industrial congelado está haciendo desaparecer el pan de verdad, el artesano. La gente no es consciente de la pésima calidad de los productos con los que fabrican esos panes congelados. Hace unos días hablábamos de ello en nuestro post: http://saborplace.com/blog/desaparicion-del-pan-artesano/ para quien le pueda interesar el artículo.

    El pan de toda la vida es sanísimo y por supuesto está buenísimo! Gran post!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola Fátima, diriges un excelente blog y te felicito por ello...
    En relación a tu comentario te debo dar toda la razón, Aquí en Alemania donde vivo hace ya 10 años es muy común que la gente se haga el pan en casa y deberíamos tomar nota de esto... poder hacerte tu pan a tu gusto no es que suponga un gran ahorro pero si que es muy importante a la hora de disfrutar de un alimento de primera necesidad de altísima calidad...

    Saludos

    ResponderEliminar