¿Te ha gustado el blog? Qué tal si nos regalas un +1

Magdalenas de Fresa y Almendras

Escrito por Kenia Urdaneta el 28 de junio de 2013 | 10:39


Magdalenas o Madeleines, Ponquesitos, Quequitos, Cupcakes (cuando además llevan topping)...Así son conocidas a nivel mundial estas delicias de la repostería, las cuales por cierto; hoy en día están muy de moda y su elaboración es bastante sencilla.

Las Magdalenas se originan en 1755 (Son viejitas no?), cuando Stanislas Leszczynski , quien era Rey de Polonia y Duque de Lorraine, ofreció una cena en su residencia en provincia francesa, por lo que pidió a su cocinera que preparase algo novedoso y exquisito para la ocasión. Madeleine, como se llamaba su cocinera; sorprendió con unos pequeños pasteles redondeados, los cuales gustaron mucho entre los comensales por su esponjosidad y finura, por lo que el Rey quedó muy encantado y decidió llamar aquellos pastelitos "Madeleines" o en español "Magdalenas" en honor a ella. Posteriormente la receta se propagó por los grandes salones de la Corte de Versalles, luego España y el mundo.

Otra teoría explica que las magdalenas remontan a la época de los peregrinajes a Santiago de Compostela, donde una joven llamada Magdalena les servía a los peregrinos unos pastelitos en forma de concha, símbolo de este peregrinaje. Luego las "magdalenas" se extendieron a lo largo de los Caminos de Santiago, lo que explica su tradicional implantación en España.

Las Magdalenas tradicionales tienen la forma de una pequeña concha, que se obtiene cociéndolas al horno en una placa metálica que tiene hoyos en forma de conchas. El resultado final es hermoso. Hoy en día se suelen hacer en pequeños moldes de papel rizado y es la presentación más conocida a nivel mundial.

Los ingredientes principales son harina, azúcar, huevos, mantequilla, levadura química y aroma a limón, sin embargo, en la actualidad pueden encontrarse de casi cualquier sabor imaginado y resultan exquisitas, aunque no son precisamente el postre menos calórico que exista.

 Receta de las Magdalenas de Fresas y Almendras 

Ingredientes:
  • 220g de harina leudante
  • 180g de azúcar refinado
  • 1 cdita de bicarbonato de sodio
  • 75 ml de leche descremada
  • 70 ml de aceite de soja o girasol
  • 2 huevos
  • 175ml de puré de fresas
  • 1 cdita de esencia de fresa
  • 1 cdita de vinagre de frambuesa (opcional)
  • Almendras peladas



Preparación:
  1. Mezclar todos los ingredientes secos (harina, azúcar, bicarbonato) en un bowl y reservar.
  2. Mezclar la leche, el aceite, los huevos y la esencia de fresas en otro bowl hasta que emulsione lo mas que se pueda.
  3. Agregar la mezcla líquida a los solidos y batir con una cuchara de madera hasta integrar bien.
  4. Mezclar bien el puré de fresas con el vinagre de frambuesa.
  5. Agregar el puré de fresas a la mezcla anterior e integrar con la misma cuchara de madera.
  6. Colocar la mezcla final en los papelitos para magdalenas dentro del respectivo molde. Llenar hasta 3/4 de su capacidad. Colocar una o varias almendras peladas encima y hundirlas un poco con el dedo.
  7. Hornear a 180ºC por 15 a 20 minutos. O hasta que al introducir un palillo en el centro de la magdalena este salga limpio.
  8. Dejar enfriar 10 minutos en el mismo molde y luego desmoldar y culminar el proceso de enfriamiento en una rejilla.
  9. Si se desea, decorar al gusto.

Tips:
  1. Siempre encender el horno justo antes de comenzar a preparar las magdalenas, para que alcance la temperatura adecuada antes de introducir las mismas en el horno.
  2. La receta puede realizarse con mantequilla en vez de aceite. Sin embargo, utilizar aceite en lugar de mantequilla le proporciona más volumen al producto final, ya que las proteínas de la harina quedan mejor envueltas en la grasa y tienen mas dificultad para formar gluten. El aceite también mejora la humedad de las elaboraciones y proporciona una textura blanda, húmeda y esponjosa.
  3. Cuando se utiliza como ayudante para levar las preparaciones el  bicarbonato de sodio, es necesario agregar un elemento ácido a la masa, ya que el bicarbonato reacciona con el ácido para formar las burbujas de CO2 que causan que la masa suba. En este caso, la acidez de la fresa puede actuar como el ácido requerido, sin embargo si las fresas que se utilizan están más dulces que ácidas (como en mi caso), se debe adicionar una fuente extra de acidez, tal como zumo de limón, yogurt en vez de la leche o vinagre.

¡Buen Provecho!

1 comentarios :

  1. Que buena pinta tienen, a ver si este fin de semana las puedo hacer :)

    ResponderEliminar